Lo que no te puedes perder en Versalles

Si decides visitar Versalles por tu cuenta, nuestra mejor recomendación es que consigas un buen mapa (a la entrada del Palacio te dan uno) o que utilices google maps para visitar los lugares más icónicos. Para darte una idea del tamaño del lugar, tan solo los jardines miden 77 hectáreas y el parque público, en donde se encuentra la casa de María Antonieta, mide más de 400 hectáreas.

Nosotros siempre recomendamos hacer el recorrido por Versalles en tour porque a parte de tener la explicación de un guía, puedes visitar todo Versalles sin perderte y conociendo solo lo que vale la pena, ahorrándote mucho tiempo. 

Bueno, queremos darte dos pequeñas recomendaciones más antes: la primera, es importante que compres tu entrada con anticipación, en verano se agotan por la cantidad de visitantes, aquí te dejamos un post con las distintas opciones que hay. La segunda es que lo recorras en el siguiente orden para maximizar el tiempo de tu visita:

Palacio (1:30 a 2:30 horas de recorrido)

El Palacio de Versalles es un lugar único en el mundo, ha querido ser imitado por muchos pero nunca igualado. La persona que ordenó su construcción, el Rey Luis XIV, marcó una época en la historia de la humanidad y su legado en la cultura francesa sigue presente hasta nuestros días.

En sí el recorrido por el Palacio es muy sencillo porque todos los visitantes siguen el mismo camino, no es como en otros museos como el Louvre en donde puedes visitar muchas salas en distinto orden. Solamente sigue a los visitantes y verás todo lo que hay que ver: la Capilla, el Salón de Hercules, los apartamentos principales, la galería de los espejos, la habitación del rey, la habitación de la reina, los apartamentos de la Reina, la sala dedicada a Napoleon y la Galería de las Batallas.

El recorrido te tomará entre una hora y media y dos horas y media dependiendo de qué tanta gente haya, o de si quieres verlo rápido o a detalle, etc. Antes de iniciar el recorrido, una vez que estes dentro del Palacio, verás que hay audioguías por sí lo deseas. Tienen un costo de 5 euros y la tienes que devolver a la salida del Palacio.

Para visitar los jardines, sin duda debes llevar un mapa, no te recomendamos que los recorras sin uno porque puedes perder mucho tiempo valioso dando vueltas tratando de encontrar los pequeños jardines, muy seguido nos encontramos gente que esta perdida.

Jardines (1 a 3 horas de recorrido)

Si el palacio es impresionante, tienes que saber que el Rey Luis XIV, quien ordenó la construcción del Palacio amaba más sus jardines que su propio Palacio y es que para entender el porque los jardines a la francesa marcaron toda una época, es necesario recorrerlos caminando.

Cuando llegues a la parte principal, donde se alcanza a ver la fuente de Latona, la fuente de Apolo y el Gran Canal, verás lo grandes y hermosos que son. Desde ahí verás que los árboles dan la sensación de que hay un bosque en medio de los jardines. Esto fue planeado así para esconder las sorpresas que hay ahí adentro, pequeños jardines decorados de manera especial y que debes visitarlos si realmente quieres conocer los jardines de Versalles.

Estos pequeños jardines o bosquecitos están escondidos en 77 hectáreas de jardines y es muy recomendable visitarlos, pero solo los más importantes: Bosque de la Sala de Baile, Bosque de la Colonnade, Bosque de Encelado, Bosque de los Baños de Apolo, Bosque de las Tres Fuentes y si te gusta la naturaleza, también visita el bosquecito que se llama Jardín del Rey.

También debes tener en cuenta que los sábados y domingos de abril a octubre encienden las fuentes de Versalles a ciertas horas. Verlas es todo un espectáculo ya que le da una vista diferente a los jardines. Estas fuentes también fueron diseñadas en la época de Luis XIV y su funcionamiento sigue siendo el mismo que hace cuatro siglos. Los horarios en que las encienden cambian cada temporada, así que a la entrada de los jardines puedes preguntar por los horarios.

 

Casa de María Antonieta (30 minutos de recorrido)

Este es el lugar donde María Antonieta se sentía libre y podía ser ella misma, alejada de la corte que vivía en el Palacio. Aun cuando María Antonieta es conocida por sus gastos excesivos, la decoración de esta casa contrasta con el lujo del Palacio. Podrás entrar en la intimidad de la Reina, visitar su propia habitación y entenderás mejor porque es la reina más famosa de Francia.

En sí la casa de María Antonieta o conocida como el pequeño Trianon es muy sencillo de visitar, te tardarás máximo 30 minutos. Más bien la complicación es llegar a la Casa ya que debes atravesar todos los jardines y el parque público. Si estás desde el Palacio, te tomará cerca de 40 minutos caminar para llegar, pero si estas desde el Gran Canal, te tomará cerca de 10 minutos llegar.

 

Aldea Medieval de María Antonieta (1 hora de recorrido)

Pocos saben que María Antonieta, tenía una Aldea Medieval dentro de Versalles y por lo mismo, pocas personas llegan a este lugar. Si tienes la oportunidad de visitarla, no te arrepentirás, este lugar mágico enamora a todas las personas.

Para llegar, el acceso es por la Casa de María Antonieta o Petit Trianon, cundo termines de visitarla, saldrás a los jardínes y debes caminar 10-15 minutos por los jardines para llegar a esta aldea medieval. Aquí te recomendamos llevar tu mapa porque hay muchos caminos para llegar o para perderte.